Buscador

Detalle del Comunicado

Slide_whatsapp_image_2018-06-28_at_1.01.26_pm
Actualizan el Código Civil en materia de matrimonio, divorcio y alimentos
28/06/2018| Boletín: 3373

Guanajuato, Gto.- Fue aprobado el dictamen relativo a seis iniciativas de reforma al Código Civil para el Estado de Guanajuato presentadas por varios grupos parlamentarios, en materia de matrimonio, divorcio y alimentos.

El diputado Jorge de la Cruz Nieto, hizo uso de la voz el diputado Jorge de la Cruz Nieto para hablar a favor del dictamen en lo general. Argumentó que todas las reformas hechas responden a una actualización de la legislación necesaria para la vida de las personas y precisó cada una de las modificaciones que se realizaron a lo largo del articulado.

“Estas seis iniciativas modernizan en gran medida nuestro Código Civil y le dan nuevas posibilidades a las relaciones familiares, que al final son el sustento y la base de nuestra sociedad”, reiteró.  

Asimismo, el diputado Juan Carlos Alcántara Montoya recordó que el Código Civil es una de las leyes fundamentales del Estado, por lo que su actualización es necesaria para la regulación de la vida diaria de las personas. Además, hablo de la importancia de las modificaciones en los procedimientos de matrimonio, divorcio y alimentos, a fin de modernizar, eficientar y adecuarlos a la realidad actual.

“La Comisión de Justicia ha realizado un trabajo que tuvo como objeto adecuar la normativa a la realidad social de Guanajuato y a la realidad constitucional de nuestro país”, concluyó.

Al someterse a discusión en lo particular, la diputada Beatriz Manrique Guevara se reservó el artículo 365-A, a fin de que se elimine la edad de veinticuatro años como límite para gozar de la presunción de necesitar alimentos. Dicha propuesta no fue aprobada.

También se excluyeron las expresiones de culpabilidad o inocencia con motivo de divorcio, por considerarse términos discriminatorios. Por lo tanto, para fijar la pensión alimentaria, se deben atender los principios de equidad y proporcionalidad y tomar en cuenta circunstancias como la edad y el estado de salud de los cónyuges; su calificación profesional y posibilidad de acceso a empleo; la duración del matrimonio y dedicación a la familia; la colaboración con su trabajo en las actividades del cónyuge; los medios económicos de ambos cónyuges y sus necesidades.

Igualmente, se determinó que cualquier cónyuge podrá demandar al otro una compensación de matrimonio hasta del cincuenta por ciento del valor de los bienes que se adquirieron durante el matrimonio, cuando el demandante se haya dedicado preponderantemente al desempeño del trabajo del hogar como son las tareas de administración, dirección y atención del mismo o cuidado de la familia, entre otros.

En relación al tema de alimentos, se estableció la ampliación para que los hijos mayores de edad, reciban como parte de su derecho a alimentos, los gastos para proporcionarle algún oficio, arte o profesión lícita y adecuados a sus circunstancias, además de comida, vestido, habitación asistencia en caso de enfermedad y las expensas para la educación obligatoria.

De igual manera, se estableció que los alimentos tendrán una actualización automática mínima equivalente al aumento porcentual anual correspondiente al salario mínimo general, salvo que el deudor alimentario demuestre que sus no aumentaros en igual proporción.  

Además el decreto aprobado plantea un esquema de información para los contrayentes sobre los derechos y obligaciones derivados del matrimonio, de forma que no se limita a una plática o a la entrega de la información, sino que se puede otorgar de ambas formas o incluso otras.

Asimismo, se suprimieron de diversos artículos del Código expresiones peyorativas tales como las de locura, idiotismo e imbecilidad, para sustituirlas por el término “discapacidad intelectual”. También se eliminan las condicionantes para recobrar la capacidad para contraer matrimonio en virtud del divorcio.

 

 





Este sitio ha sido desarrollado con Sofware Libre