Buscador

Detalle del Comunicado

Slide_whatsapp_image_2017-10-12_at_1.45.19_pm
Presenta diputado iniciativa para dotar a los sectores escolares de un equipo interdisciplinario
12/10/2017| Boletín: 2862

Guanajuato, Gto.- Con el objetivo de dotar a los sectores escolares de un equipo interdisciplinario de profesionistas que prevengan, atiendan y canalicen cualquier tipo de problema psicológico, familiar, delictivo o cardiovascular generado por un trastorno alimenticio, el diputado Alejandro Trejo Ávila, de la Representación Parlamentaria de Nueva Alianza, presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Educación para el Estado de Guanajuato.

Al hacer uso de la tribuna para la exposición de motivos, el legislador explicó que el equipo interdisciplinario en mención estará integrado por dos o más psicólogos, un trabajador social, un abogado y un nutriólogo.

Asimismo, expuso que en total serían 280 especialistas que atenderían los sectores de preescolar, primaria y telesecundaria. Al respecto, detalló que dichos especialistas serían contratados por la Secretaría de Educación, haciendo uso de los mil 97 espacios con los que cuentan y que entran en el “Modelo 3 Persona de Apoyo a la Educación (PAAE) y Administrativas”.

“Ciertamente, el impacto presupuestal es importante; sin embargo el costo de la no atención es mucho más caro, ya que no existe en nuestra Ley de Educación estatal algún artículo que albergue el cuidado por parte de los especialistas de diferentes áreas, de manera multidisciplinar, a los problemas que agobian y vulneran a nuestros educandos”, acentuó.

El congresista argumentó que en los últimos años las cifras de niños que han delinquido, consumen drogas, tienen problemas de peso y deficiencias psicológicas, van en aumento. Prueba de ello dijo, en el municipio de Irapuato durante los primeros meses del año, se detuvieron a 431 menores infractores, ya sea por intoxicarse en la vía pública, participar en riñas, presentar conductas agresivas y consumir bebidas alcohólicas.

“Las causas pueden ser diversas, desde la situación en la que viven los menores por desintegración familiar, deserción escolar y violencia en sus hogares. Sin tener quién los defienda, urge establecer la figura de un abogado litigante, quien ejercería la defensa jurídica de nuestros niños, niñas y adolescentes que por esta misma vulnerabilidad, se encuentran en procesos judiciales, administrativos y arbitrajes, producto de este cáncer que nos lacera como sociedad al no enfocarnos en ellos”, expresó.

De igual forma, destacó la importancia de contar con psicólogos, trabajadores sociales y nutriólogos, lo cual abonaría a la interpretación de necesidades y carencias que tienen los menores, además de generar un ambiente positivo y de integración en las instituciones educativas.

“En varias ocasiones, los centros escolares deben asumir las funciones de la propia familia y la comunidad, al existir un desencuentro entre lo que se pretende lograr para nuestras niñas, niños y adolescentes desde el presente y hacía el futuro, y lo que realmente está sucediendo en su formación integral”, agregó.

La propuesta legal se turnó a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura para su estudio y dictamen.

(Elaboró: Maritza Rodríguez)