Buscador

Detalle del Comunicado

Slide_juan_antonio
Proponen que el 50% de los cargos directivos y de toma de decisiones sean ocupados por mujeres
09/03/2017| Boletín: 2400

Guanajuato, Gto.- Con el objetivo de alcanzar la igualdad sustantiva entre la mujer y el hombre, las diputadas y el diputado que integran el Grupo Parlamentario del PVEM presentaron una iniciativa para que exista la obligación en los tres Poderes, los Ayuntamientos y los Organismos Autónomos del Estado de Guanajuato de nombrar y designar mujeres en al menos 50% de los cargos directivos y de toma de decisiones.

Los cargos que deben ser ocupados por al menos la mitad de mujeres son aquellos representados en los niveles tabulares del 15 al 19 o sus equivalentes en el caso de municipios y organismos autónomos o aquellos correspondientes a Secretarios, Secretarios Particulares, Directores Generales, Directores de Área, Comisionados, Presidentes de Comités, titulares de dependencias y cargos similares.

La iniciativa de reforma propuesta incide en la Ley para la Igual entre Mujeres y Hombres del Estado de Guanajuato para establecer como obligación la participación de mujeres en igualdad con los hombres.

El diputado Juan Antonio Méndez Rodríguez manifestó que esta Legislatura ha logrado importantes consensos y que por ello, estaba seguro que esta iniciativa tendría eco en sus homólogos para lograr una igualdad sustantiva y la participación paritaria de mujeres y hombres en el ámbito público.

Al dar lectura a la exposición de motivos del documento, Méndez Rodríguez dijo que en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer era un imperativo luchar por una verdadera igualdad, siendo las mujeres más de la mitad de la población de Guanajuato era necesario que se instrumentaran acciones afirmativas para una integración paritaria en los puestos de decisión en las tres ramas que se divide el Poder Público, en municipios y en organismos autónomos.

El legislador señaló que el avance que se ha tenido desde la incorporación, en 1974, al artículo 4 de la Constitución Política Mexicana la igualdad ante la ley de mujeres y hombres, ha sido lento y hay una marcada diferencia. Agregó que Guanajuato aprobó en 2013, la Ley para la Igualdad entre mujeres y hombres que reconoce la igualdad de derechos y oportunidades de ambos, sin embargo no se consideró necesario establecer la obligatoriedad de la presencia equilibrada de mujeres y hombres en puestos de primer nivel.

“La realidad es que en el Poder Ejecutivo sólo hay 5 mujeres de los 29 miembros del gabinete ampliado. En los puestos de toma de decisiones el panorama es menos alentador, ya que generalmente el porcentaje de participación de la mujer es menos al 25% de las designaciones o contrataciones”, afirmó el congresista.

Méndez Rodríguez agregó que de replicar dicha investigación en otros Poderes y niveles de gobierno las cifras serían similares o menores.

“Reconociendo que falta mucho camino por hacer, ha sido manifiesta por todas las fuerzas políticas representadas en esta Asamblea, la voluntad de elevar la obligación de postular paritariamente en ambas dimensiones (vertical y horizontal) a sus candidatos a miembros del Ayuntamiento", puntualizó.

El diputado manifestó que a pesar de los esfuerzo, la realidad en la participación de la mujer en los puestos directivos y de toma de decisiones de los Poderes Públicos, municipios y organismos autónomos, a excepción del Instituto Electoral del Estado quien ya garantiza la igualdad de acceso, es baja.

Asimismo indicó que como representantes populares tienen como responsabilidad impulsar medidas que tengan como consecuencia el continuar abriendo espacios para la participación igualitaria de la mujer en Guanajuato en el ámbito público.

“Legislar con perspectiva de género se relaciona con el análisis del impacto del género, entre otros aspectos en las oportunidades de las personas de modo que se sugieran propuestas encaminadas a fomentar la desaparición de las barreras que con base en el género impiden las oportunidades de las personas a ser iguales”, puntualizó.

El diputado subrayó que la inquietud no es exclusiva del partido que representa, sino de miembros de la academia y la sociedad civil, a quienes les preocupa la escasez de mujeres en los niveles superiores y de responsabilidad, los cuales casi en su totalidad son ocupados por hombres, mientras que a las mujeres se les relega a categorías medias e inferiores de mandos de dirección, manteniendo así una velada discriminación hacia ellas.

“Este fenómeno conocido como techo de cristal, implica una barrera tan sutil que se hace imperceptible pero se convierte en un impedimento para que las mujeres avancen dentro de las jerarquías en el ámbito público y los puestos que deben estar al alcance de las personas con base en los conocimientos, esfuerzos, capacidades y habilidades, son inalcanzables para las mujeres”, finalizó.

La iniciativa se turnó a la Comisión para la Igualdad de Género para su estudio y dictamen.