Buscador

Detalle del Comunicado

Slide_whatsapp_image_2017-05-18_at_12.35.11
Proponen tipificar la alienación parental como delito
18/05/2017| Boletín: 2558

Guanajuato, Gto.- La diputada Luz Elena Govea López, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentó una iniciativa de reforma mediante la cual se pretender adicionar al artículo 221 del Código Penal un párrafo para que se considere violencia familiar la alienación parental, es decir,  las distintas acciones ejercidas por un progenitor para  transformar la conciencia de los niños con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

Govea López señaló que la iniciativa tiene como finalidad proteger a los menores que ven afectado su desarrollo, y su derecho a la identidad, al apego y a desarrollar su conciencia pacífica y permanente con el padre o madre que no tenga su custodia, cuando así proceda, como consecuencia de alienación parental.

Manifestó que en la actualidad existe una crisis de la institución familiar que recae en la figura del matrimonio, con todas las repercusiones que ello conlleva. “Las repercusiones jurídicas, personales, económicas y sociales del conflicto familiar ante una ruptura de pareja se agravan de manera exponencial cuando la pareja que rompe su vínculo tiene hijos menores de edad”, subrayó la congresista.

Agregó que si bien el divorcio representa el fin del vínculo matrimonial, éste no debe representar el fin de la familia, aunque la ruptura cree una nueva dinámica en la forma de organizarse a partir de una patria potestad conjunta y una guarda y custodia por parte de los padres.

“No es un supuesto que en los casos de divorcio uno de los progenitores busque pactar con uno o varios de los hijos para enfrentarse al otro progenitor con el consecuente sufrimiento que provocan estas situaciones en los menores que se ven presionados a elegir a uno u otro de los padres”, enfatizó Govea López.

La diputada dijo que mientras se siga utilizando a los hijos como herramienta o mecanismo para causar daño económico o psicológico a la pareja que decide terminar el vínculo matrimonial se continuará dañando a la población infantil, lo que se proyectará en adultos marcados de por vida.

Añadió que la alienación parental, además de constatarse como violencia en contra de los menores, también es un incumplimiento a la obligación impuesta por la Constitución de que los padres son los primeros obligados a garantizar el desarrollo de los menores, ya que a través de ella son ellos mismos o quienes tienen la custodia del menor, los que obstaculizan su libre desarrollo.

“La alienación parental genera violencia psicoemocional que trastoca los derechos fundamentales del menor, ésta debe evitarse o detenerse, a través de la creación de un mecanismo legal que les brinde certeza jurídica y mejor aún, erradique este síndrome de maltrato”, indicó la legisladora.

Finalmente, precisó que la alienación parental, si bien se puede subsumir en otros delitos, existe la ineludible necesidad de regular esa conducta como un tipo delictivo nuevo, concreto e independiente, ya que al no encontrarse tipificada supone una penuria e insuficiencia en el Código Penal.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Justicia para su estudio y dictamen.

 

(Elaboró: Dulce María Rodríguez Pérez)